Las claves para repotenciar tu computadora sin gastar demasiado dinero

Si tu equipo tiene unos cinco años de antigüedad es claro que no va a funcionar como uno del año, pero puedes repotenciarlo sin necesidad de gastar mucho dinero. Aquí te decimos qué cambios debes hacer.

Las computadoras, como todos los equipos informáticos, van quedando desfasados a medida que la tecnología avanza y salen al mercado mejores innovaciones. El problema es que en esta industria los componentes evolucionan a un ritmo voraz, haciendo que las PC de nuestras casas queden relegada prontamente.

Si tu equipo tiene unos cinco años de antigüedad es claro que no va a funcionar como uno del año. Pero no temas, no des las cosas por perdidas, hay áreas en las que puedes invertir para “revivir” tu PC y adaptarla a los nuevos tiempos sin tener que gastar demasiado dinero. En esta nota te señalamos cuáles son esas áreas.

Cabe señalar que estamos hablando de computadoras con un margen de cinco años de antigüedad, actualizar modelos más antiguos es posible, aunque implica un mayor número de modificaciones (como cambiar la placa madre) y, en ese caso, cabe considerar la posibilidad de comprar una nueva.

Memoria RAM

Este es, de lejos, el aspecto más importante para darle a tu equipo un nuevo aire. La memoria RAM es la pieza que te permite tener abiertas numerosas aplicaciones al mismo tiempo sin que ello afecte a la fluidez del sistema.

Publicidad

A medida que las aplicaciones y programas que tienes instalados en tu computadora mejoran, consumen más memoria RAM. Un ejemplo son los navegadores como Chrome o Firefox, que necesitan grandes cantidades de este recurso, pues lo sitios web son cada vez más exigentes.

Así que, si quieres repotenciar tu máquina, este es uno de los cambios obligados que debes realizar.

¿Cuál es la cantidad recomendable? Hoy por hoy, 16 GB es una cifra que suele dar un margen de maniobra suficiente para prácticamente cualquier usuario común.

Para hacer el cambio debes fijarte si en el ‘slot’ donde se coloca la memoria tienes espacio para agregar una unidad adicional o, de lo contrario, tendrás que remplazar la pieza vieja que tenías.

Además, debes tener en cuenta qué tipo de memoria RAM posees. Actualmente, el modelo más usado – y el ideal- es del tipo DDR4; sin embargo, si tu computadora tiene más de cinco años, podría usar los modelos DDR3, DDR 2 o, incluso, DDR.

Opta por una unidad SSD

Otro de los elementos claves para renovar tu equipo es el almacenamiento. Si tu PC corre más lento de lo que debería, es probable que tengas algo sobrecargado el disco duro.

Para esto hay una solución sencilla: comprar una unidad de estado sólido o SSD, más conocida como disco duro externo. Este componente, en lugar de funcionar como los discos duros, con componentes mecánicos, hace uso de una combinación de rapidísimos módulos NAND Flash que ofrecen tasas de transferencia mucho más altas.

Publicidad

Lo normal en un buen disco duro es lograr tasas de 100-120 MB/s en lectura secuencial, cualquier unidad SSD con conexión SATA (la misma que usan los discos duros en los últimos años) llega sin problemas a los 500 MB/s.

Una buena recomendación es instalar de cero el sistema operativo en esa unidad para que todas las operaciones aprovechen sus notables tasas de transferencias. Podemos utilizar nuestro disco duro antiguo para almacenar otras cosas, como videojuegos.

Tarjeta gráfica (GPU)

Uno de los argumentos más frecuentes para actualizar una PC es el de mejorar la experiencia con los videojuegos.

Hay que aclarar que cambiar la memoria RAM y agregar una unidad SSD bastan para que un usuario común pueda usar su equipo tranquilamente; sin embargo, si lo que quieres es probar juegos de mayores requerimientos vas a necesitar una GPU decente.

Las tarjetas gráficas más potentes pueden ser realmente caras; no obstante, si no eres demasiado exigentes en este ámbito y no se te hace problema jugar en resolución 1080p con una buena tasa de fotogramas por segundo, puedes aprovechar tarjetas gráficas más modestas, pero igualmente interesantes.

Publicidad

Limpia el interior de tu PC

Un último consejo, pero no menos importante, es que limpies el interior de tu computadora. Ya que vas a abrirla para insertar los nuevos componentes, aprovecha en quitar el polvo que se acumula, de esta forma evitarás que estos se sobrecalienten.

La pieza en la que tienes que hacer mayor énfasis es en el ventilador. Este, cuando está lleno de polvo y pelusas, puede girar a una velocidad diferente a la normal y provocar que el flujo de aire no sea el adecuado. Además, si no se limpia, es posible que genere ruido excesivo.

Vía: elcomercio.pe