Educación de calidad: ¿Cómo avanza el Perú en este desafío?

El Perú tiene una deuda y un reto muy grande con los niños y jóvenes: impulsar la educación de calidad en todo el país. Por ello, para enfrentar la crisis del sector educativo del país, el Ministerio de Educación ha anunciado una serie de medidas con miras al Bicentenario que buscarán potenciar las nuevas generaciones de maestros y aprovechar los avances tecnológicos. El reto requerirá, además, la articulación de diversas iniciativas privadas que han venido trabajando de manera dispersa.

“En el país hemos avanzado mucho en cobertura, pero no en calidad”, explicó la Ministra de Educación, Flor Pablo, en el encuentro Perú Sostenible. “Ahí es donde debemos poner más esfuerzos para lograr un ecosistema sostenible que trascienda la parte cognitiva y busque un país de mejores ciudadanos y ciudadanas”.

Publicidad

Las brechas se encuentran en la mayoría de los eslabones de la cadena del sistema educativo, pero particularmente preocupan los indicadores de aprendizaje: el 90% de docentes no desarrolla el pensamiento crítico de sus alumnos y el 91% no ejecuta dinámicas de retroalimentación que permitan a los estudiantes determinar dónde se encuentran sus deficiencias y habilidades.

“Necesitamos una nueva generación de maestros y muchas veces las exigencias legales no permiten este recambio”, explicó. “Y a los que están en servicio actualmente, hace falta inspirarlos”. Por ello, a raíz de que en los nuevos procesos de nombramientos son los profesores menores de 30 años los que obtienen mayores posibilidades, el ministerio trabaja para que a partir del 2020, quienes formen parte del quinto o tercio superior en sus estudios, puedan participar también de estos procesos. Además, se ha conseguido un fondo para que las buenas prácticas que vienen desarrollando los profesores actuales puedan ser más conocidas y replicadas.

Publicidad

“A veces nos quedamos con el discurso de que son los docentes a los que les falta capacidades, pero eso solo genera una distancia”, continuó la Ministra. “¿Cuánto de nuestro trabajo está ayudando que los maestros se desarrollen en verdad? Todos hacemos algo, pero muchas veces de manera desarticulada, incluso duplicando a veces el trabajo y con una sensación de estar inventando la pólvora, pero de lo que se trata es de articular el trabajo del Estado, las empresas, las ONG e incluso las instituciones religiosas”.

PREPARAR EL FUTURO
La empresa Check, por ejemplo, cambia los libros de texto tradicionales por una plataforma digital alineada a la programación curricular de cada colegio. “Muchas veces se cree que porque los maestros no pueden sacarle provecho a las herramientas que se les imponen es porque no están preparados para estos avances”, explicó Gonzalo Aguilar en el evento Perú Sostenible. “Pero hay que pensarlo al revés: tal vez son las herramientas las que no están preparadas para que los profesores le saquen ese provecho necesario”.

Si bien, según indicadores del MINEDU, el 60% de las escuelas no cuenta con equipamiento tecnológico adecuado, Aguilar consideró que el desarrollo de las alternativas digitales no debe detenerse. “Hace diez años teníamos solo a un cuarto de las secundarias conectadas a internet, pero ahora son tres cuartos”, recordó. “Mientras esos avances se dan debemos trabajar para que esto sea aprovechado de la mejor manera en el futuro”.

Publicidad

Para el 2021 el Ministerio de Educación se ha propuesto empezar a cerrar la brecha de escuelas sin internet con el total de las escuelas urbanas conectas y con las rurales conectadas a núcleos que les permitan trabajar en red. Para el MINEDU —se aseguró en el evento de sostenibilidad— es indispensable el desarrollo tecnológico de la escuela para que el Estado llegue a los aproximadamente 400 mil docentes que tiene la educación pública y a los más de 7 millones de estudiantes de la educación básica regular.

EN BUSCA DE INDICADORES
“Debido a la alta complejidad de nuestro sistema educativo, seguimos atrapados en un modelo tradicional que tiene un aula con varios niños y con un profesor que imparte conocimientos en diferentes materias”, señaló en Perú Sostenible Mariana Rodríguez, presidente de la asociación Empresarios por la Educación. “Pero ha llegado el momento de pasar a una educación del siglo XXI lo más rápido posible, una educación que brinda la capacidad de aprender continuamente durante toda la vida, basada en desafíos y retos, que es colaborativa y es digital”.

Empresarios por la Educación trabaja justamente por la articulación de esfuerzos del sector privado, público y de la sociedad en general para mejorar la calidad educativa del país. Sus proyectos vinculados a inclusión digital y la calidad educativa ha llegado a casi 2 millones de estudiantes, aproximadamente 90 mil profesores y 11 mil escuelas.  Sin embargo, lo que se considera el “ecosistema de apoyo empresarial del sector educativo”, reconoció Rodríguez, aún carece de indicadores que reflejen el impacto real conjunto.

“Debemos reconocer que estamos frente a un reto titánico”, refirió Rodríguez. “Pero podemos unir esfuerzos para lograr esta transformación, como sucedió con los Panamericanos bajo el lema ‘jugamos todos’”. ¿Tú también estás dispuesto a colaborar?

Vía: El Comercio