Curiosidades sobre los hijos únicos

30 views

¿Qué pasa con los hijos únicos? ¿Hasta qué punto son verdad los estereotipos? ¿Qué nos dice la ciencia sobre ello? ¡En este artículo te lo contamos!

Hasta hace solo unas cuatro o cinco décadas, los hijos únicos eran una rareza. La mayoría de las familias se tomaban en serio aquello de “creced y multiplicaos”. Incluso, no se le daba mucho sentido al hecho de formar una familia para tener solo un hijo. Esto llevó a que se crearan una serie de prejuicios en torno a quienes lo eran.

Debido a factores económicos y sociales, y en particular a los cambios en el rol de la mujer, la tendencia se está revirtiendo. Si los hijos únicos antes eran una excepción, ahora son más bien la regla. Se cree que hasta el 40 % de los hogares en el mundo tienen un solo hijo en la actualidad.

¿La menopausia aumenta tu riesgo de infarto?

También se ha evidenciado que a mayor nivel cultural y social de los padres, menor es la cantidad de hijos que tienen. Esto les da una leve ventaja a los hijos únicos, que suelen disfrutar de más estímulos y una posición socioeconómica más estable. Veamos otras curiosidades acerca del tema.

PLANTRONICS BLACKWIRE C3220 USB HEADSET

Los hijos únicos tienen un desarrollo cerebral diferente

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de China y publicado en la revista Brain Imaging and Behaviour encontró que los hijos únicos podrían tener un desarrollo cerebral diferente al de los niños con hermanos.

¿Quién hereda la inteligencia a su hijo, el padre o la madre, según la ciencia?

En la investigación se examinó a 303 estudiantes, de los cuales 170 eran hijos únicos. A todos se les hicieron exámenes psicológicos, psicotécnicos, además de una resonancia magnética para estudiar su cerebro. Así se encontró que los hijos únicos tenían más materia gris en el lóbulo parietal.

Lo anterior estaba asociado a una mayor agilidad mental, planificación y habilidad con el lenguaje. Así mismo, parecían gozar de más creatividad e imaginación. Por contrapartida, eran más dependientes y tenían menos habilidades sociales que los que habían crecido con hermanos.

El estudio señala que los pequeños que crecen solos deben ser más imaginativos y activos a la hora de jugar. No cuentan con compañeros de aventura y esto los lleva a desarrollar más su creatividad. Así mismo, como interactúan menos con otros niños y más con adultos, esto parece darles una ventaja en materia lingüística.

Otros estudios sobre los hijos únicos

Hace unas cuentas décadas se veía a los hijos únicos como un problema en sí mismo. Se pensaba que, en cualquier caso, serían chicos tiranos y muy difíciles de educar. Tanto es así que incluso se creó una asociación para la defensa de los padres de hijos únicos. Se llamaba “Crecimiento cero” y buscaba ayudar a los progenitores a “encarrilar” a estos pequeños.

Sin embargo, gracias a esa misma organización, comenzaron a realizarse estudios en diversas partes del mundo. La ciencia empezó a aportar datos que evidenciaban lo erróneo de esa percepción. Poco a poco recopilaron evidencias que apuntaban a que los hijos únicos eran distintos a los que tenían hermanos, pero no coincidían con el estereotipo.

Vía: https://lamenteesmaravillosa.com/