Advierten de los peligros de las aplicaciones de belleza y recomiendan desinstalarlas

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 16 segundos

Una investigación ha revelado que varias de las aplicaciones de belleza y filtros más descargadas solicitan permisos que no necesitan o tienen una procedencia sospechosa.

Una de las principales defensas frente a aplicaciones maliciosas son los permisos, que evitan que tengan acceso a diversas funciones o archivos si el usuario no se los concede. Sin embargo en lo que respecta a apps de belleza o filtros, podría no ser suficiente: Cybernews ha descubierto al menos una app de fotografía que accede a la cámara incluso cuando no tiene permiso para hacerlo y muchas más con comportamientos sospechosos entre las 30 más descargadas.

Los programas analizados superan los 1.300 millones de descargas totales entre todos ellos. Cybernews analizó su comportamiento, su procedencia (16 de ellas provienen de China o Hong Kong) y los permisos solicitados. Su recomendación final fue borrar cualquiera de ellas y recurrir únicamente los filtros de aplicaciones de desarrolladores contrastados, como Snapchat, Instagram o Messenger.

Así, por ejemplo, BeautyPlus – Easy Photo Editor & Selfie Camera, que ocupa el primer puesto en la categoría de apps de belleza y supera los 300 millones de instalaciones, “fue identificada como malware o spyware”. Su desarrollador, explican, es sospechoso de almacenar datos de los usuarios en servidores de China y después vender esta información. Y no es la única.

En su investigación, la firma también encontró un desarrollador que ha creado adware malicioso y otro que fue acusado de enviar contenido pornográfico a los usuarios, redirigir a estos a sitios de phishing y guardar sus fotografías. También hay un grupo de aplicaciones que trata de pasar por herramientas distintas, si bien pertenecen todas al mismo grupo.

Tal vez el ejemplo más representativo sea Beauty Camera, desarrollada por Phila AppStore e instalada cerca de 500.000 veces. A pesar de que no solicitaba acceso a la cámara -un permiso considerado por Google como peligroso-, era capaz de abrirla y hacer fotografías.

Aunque la investigación se centra en las 30 apps más populares, desde Cybernews recomiendan desconfiar de cualquiera que solicite permisos que, en principio, no necesita (una de ellas solicita acceso a la lista de contactos, 13 a la localización GPS y 23 al micrófono), cuyo desarrollador no sea conocido (especialmente en el caso de las gratuitas) o que muestre publicidad agresiva o comportamientos sospechosos.

Vía: www.elmundo.es